Tecnología

Apple pone los datos de iCloud al servicio del gobierno chino

Es conocido ya de forma pública que Apple ha trasladado íntegramente todos los datos de iCloud pertenecientes a ciudadanos residentes en China a servidores Cloud ubicados en el propio país.

Se calcula que la cifra aproximada de usuarios afectados es de 130 millones, que de ahora en adelante estarán un poco más expuestos y menos seguros, pues los datacenters receptores de los datos son de titularidad del Gobierno de China.

Esta situación es preocupante sin duda pues pone en claro riesgo la seguridad de sus datos personales (fotos, contactos, conversaciones…).

Para cumplir con la legislación China y poder seguir vendiendo en el país asiático, el gigante de la manzana ha firmado un acuerdo con la compañía Guizhou-Cloud Big Data (GCBD), de origen chino obviamamente, y que desde ahora gestiona el negocio del almacenamiento de estos datos.

Desde ya, todos los mensajes, emails, fotos, y cómo no, claves cifradas, estarán en manos, o más bien, al libre acceso del gobierno chino pues el operador de estos datos pertenece al propio gobierno.

Estos hechos suceden al amparo de la entrada en vigor de la conocida como Ley de Seguridad Nacional, que otorga permisos a la policía del país de modo que queden obligadas las compañías a servir los datos personales de los usuarios. Y no sólo eso sino que además por supuesto, toda actividad es filtrada de manera que de forma sencilla se alerte a las autoridades de actividades ilegales -en el país claro- como los activistas de derechos humanos, etc.

Existe no obstante la posibilidad de al menos, intentar evitar que los datos se guarden en servidores ubicados en territorio, servidores y empresas chinas, pues Apple estaría dando la opción de seleccionar el país con el que configuran la cuenta de iCloud del usuario. Dicho esto, no queda constancia que al hacer la transferencia otro servidor quedaran rastros de su información en territorio y máquinas de los colaboracionistas del estado chino.

Para poder prevenir que los datos se almacenen en servidores Chinos, los usuarios tienen la opción de seleccionar su almacenamiento en otro país cuando configuran la cuenta de iCloud. Aún así, al hacer la transferencia a otro servidor, no se sabe con certeza si se elñiminarán sus datos del servidor Chino previo.

En virtud de esta ley es a todas luces más que evidente que no le queda más remedio a Apple que colaborar con el gobierno del país asiático si quiere seguir manteniendo las operaciones comerciales en China.

Deja un comentario