Juegos

Piqué y PES acercan al Barça a los eSports

Konami y eFootball.Pro, la empresa de Piqué, han llegado a un acuerdo con el FC Barcelona para que este tenga un equipo profesional en la liga de Pro Evolution Soccer, dentro de los eSports.

La empresa japonesa de videojuegos Konami en conjunto con la nueva eFootball.Pro, donde Gerard Piqué es el director, han conseguido que el FC Barcelona dé un paso al frente y se abra a un nuevo mundo: el de la tecnología y más concretamente el de los eSports, los videojuegos profesionales.

El buen camino que el Barça está llevando en lo deportivo, gracias a lo cual se empieza a especular en las casas de apuestas con su posible triplete, permiten al departamento de mercadotecnia del club conseguir nuevas vías de exploración para llevar la marca aún más lejos.

Ahí es donde entra la idea de que el conjunto azulgrana cree su propio equipo de eSports. Esta rama deportiva se está haciendo cada vez más popular en la sociedad mundial. Un claro ejemplo de ellos es que incluso el Comité Olímpico Internacional los incluye como deportes y podría abrirles las puertas a algunos de ellos para participar en unos Juegos Olímpicos no dentro de mucho tiempo.

Estos dos hechos nos muestran la magnitud que el segmento del videojuego está alcanzando hoy en día. Un filón del que el Barça quiere ser uno de los clubs pioneros en el mundo del fútbol. Aunque, ya ha habido algunos que se le han adelantado en esta carrera, como podría ser el ejemplo del Manchester City, entre otros.

La idea surgió a través de Gerard Piqué, toda una institución en el Barcelona. El central español juntó las piezas del tirón de los eSports con el patrocinio que el club tiene con el Pro Evolution Soccer, uno de los mejores videojuegos del mundo. A partir de ahí, a través de eFootball.Pro, como no podía ser de otra forma, Piqué hizo de intermediario para que en muy poco tiempo el Barça sacase su propio equipo profesional en el PES.

Ahora solo queda construir un proyecto tecnológico que ilusione tanto como el deportivo, aunque a corto plazo será complicado que su equipo de eSports llegue a alcanzar el nivel del conjunto real.

Esta no es más que otra nueva forma de patrocinio que Piqué le consigue al Barcelona. Recordemos que hace no mucho tiempo, también acercó al club hacia Rakuten, su principal patrocinador tanto del estadio como de la camiseta.

La directiva azulgrana se encontraba en una encrucijada, al necesitar más dinero del que ninguna empresa quería pagarle. Todo indicaba a que Qatar Airways y su oferta a la baja serían la única escapatoria para una mala gestión a la hora de renovar el patrocinador más importante del equipo.

Sin embargo, todo cambió gracias a la empresa de Gerard Piqué, que abrió una nueva vía, la china. Desde el oriente se está invirtiendo mucho dinero en fútbol y el central catalán vio la oportunidad de mediar para conseguir que su club de toda la vida lograse un contrato a su altura. Y así lo consiguió, demostrando tener esa alma de líder que tanto necesitará cuando se postule como candidato de presidente, como ya ha dicho qué hará.

Deja un comentario