Televisiones y Monitores 4K ¿Merece la pena adquirirlos a día de hoy?

Televisiones y Monitores 4K ¿Merece la pena adquirirlos a día de hoy?
5 (100%) 1 voto

Que las 4K han llegado para quedarse es algo que sabemos todos, pero no está de más hacer un repaso sobre sus posibles virtudes, los problemas que puede acarrear dar el salto en la actualidad o centrarnos en el tipo de usuario que podría estar más interesado.

No te dejes guiar por las cifras

Todo aquel que necesita un nuevo hardware (del tipo que sea) y acude a un comercio a por el mismo, sin estar lo suficientemente informado, suele optar por fiarse de la “numerología”: más ram, mayor capacidad de HDD, resolución superior…pero, en temas de visualización, no siempre es acertado tirar por lo más alto.

Veréis, actualmente vivímos en un mundo poblado por una ingente cantidad de contenido en 1080P y en resoluciones inferiores, y las pantallas en las que se muestran los susodichos cuentan con una tecnología que solo luce al 100% cuando es mostrada en su resolución nativa.

Os lo explico: si contáis con un monitor FullHD, sus virtudes se cotemplarán al reproducir/visualizar archivos en esa resolución, pero todo lo que esté por debajo tenderá a verse más borroso debido al estiramiento precario de la mayoría de los chips de re-escalado.

Qué supone esto: que en una pantalla a 1080P (siempre voy a referirme a modelos con una calidad mínima) la televisión, por ejemplo, siempre se verá mejor que en una a 4K, por muy extraño que os parezca y por mucho que no se lleve aquello de “a veces menos es más”.

La importancia del hardware

Las pantallas planas, y no importa que hablemos de LED, OLED, IPS o demás tecnologías integradas, tienen un número de pixels fijo, inamovible, y no pueden reproducir en condiciones realmente óptimas contenidos en resoluciones inferiores/distintas. Los antiguos monitores de tubo (y las tv también) podían variar el número de electrones que eran lanzados contra la pantalla, creando diversas resoluciones y adaptándose infinitamente mejor, aunque en el fondo, todo pasara por la mascara de sombra, la cual era la encargada de lograr que cada cañón de color excitara únicamente a los puntos de color que corresponda.

Hablando en plata: si eres un jugón empedernido y cuentas con un equipo modesto o de gama baja, con el que sueles hacer funcionar los juegos en 1080 o en 720, adquirir un monitor a 4K puede ser una mala decisión. Se verá bien, no lo dudes, pero siempre contarás con mejor acabado en una pantalla a 1080P.

Hasta que no cuentes con un hardware capaz de mostrar esos juegos en 4K nativos, no tendrá sentido alguno dar el salto.

Escenarios donde 4K tiene sentido

Por contra, el creativo, el amante de la fotografía o del vídeo (por nombrar tres ejemplos entre mil) podrá desarrollar un contenido de amplia resolución que aguantará mejor el paso del tiempo, y podrá visualizarlo en todo su esplendor…sí, también perderá algo de calidad cuando contemple formatos más contenidos en tamaño de pixel, pero necesita percibir de forma óptima lo que genera en 4K.

Esto es aplicable, y hay que tenerlo en cuenta, para casi todos los ámbitos: un portatil con una pantalla 4K tiene que tener suficiente potencia como para mostrar contenido en 4K…es de cajón, pero no creáis que no existen multitud de usuarios que los adquieren y luego se ven forzados a reproducir vídeos, juegos y aplicaciones medianamente potentes en resoluciones inferiores, perdiendo calidad en comparación con una pantalla más discreta.

Conclusiones

Las 4K están para quedarse, ya os lo decía de inicio, pero no tengáis prisa, porque adquirir una pantalla ahora mismo solo os servirá para disfrutar plenamente del 5/10% del contenido disponible en relación a lo visual. 2017 (en su último trimestre) será el año perfecto para pegar el salto, porque las nuevas videoconsolas (ahora mismo al caer, con sus opciones de re-escalado a 4K, y otras que llegarán durante el próximo año con calidades nativas a esa resolución) le sacarán partido, las pantallas bajarán de precio y el hardware lúdico estará mejor preparado. Sin olvidarnos de algo importante: no existe un exceso de contenido 4K creado de forma nativa, y eso llegará según se implante y crezca el parque de pantallas acorde.

La decisión al respecto: es solo vuestra, y esto es tan solo un consejo.

Related Posts

About The Author

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando o pulsa el botón "cerrar" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR