Ritmo y bola: un juego divertido y con ritmo

Compartir
Ritmo y bola: un juego divertido y con ritmo
5 (100%) 1 voto

La simpleza es siempre un factor determinante a la hora de jugar según con quién y en determinados ambientes, y algunos juegos de mesa son idóneos para esas quedadas festivas en las que lo último que queremos es enrollarnos explicando reglas y cortando la alegría del momento.

Ritmo y bola, sencillo donde los haya, es un pasatiempo ligero, para todas las edades y amigo de los “tempos”, de las risas y de la musicalidad. Su funcionamiento es bien fácil de explicar: Cada participante recibe una carta, y en cada una de las mismas aparece un gracioso dibujo con un personaje haciendo una pose. Una vez se reciben las cartas empieza la marcha, y todos los asistentes marcarán, mediante el uso de sus palmas, el We Will Rock you de Queen…

poses y “bolas”…no hay más misterio en su interior.

Sí, ya sabéis: tan, tan, tan…tan, tan, tan…y durante los tres primeros golpes de sonido, alguien dejará de aplaudir y realizará, en vivo y en directo, su pose. Los tres golpes siguientes, hará lo mismo, pero realizando la pose de otro de los jugadores que se encuentren en la mesa. Retándolo, más bien (y este tendrá que ejecutar de nuevo las dos poses a tiempo, y seguirá con la cadena).

El que no se pispe de que le han retado con su pose, o pierda el ritmo al intentar realizarla, pierde en ese turno, y recibe una carta de bola que, además de sumar un punto negativo (gana quien menos “bolas” acumule al final de la partida), aplica determinado efecto, ya sea positivo o negativo.

Más simple que un chupete, pero idóneo para sacar al niño que llevamos dentro, perfecto para alegrar cualquier quedada y simplemente fantástico para crear un ambiente festivo en apenas unos minutos.

…Y este es el aspecto de su edición más moderna. Cuestión estética.

Si bien quiero recalcar que es apto para todos los públicos, porque vale para jugar con la abuela o con los hijos, también me postulo a favor de disfrutarlo en un ambiente más “chispado”, sin querer hacer apología alguna sobre las bebidas espirituosas y similares, pero dejando bien claro que es un juego perfecto para “chupito cada vez que se pierde”…en fin, que esto es bastante opcional, pero puedo afirmar que funciona.

Si queréis risas, ritmo y ambiente: Ritmo y bola es vuestro juego, y por apenas 15€ merece muy mucho la pena. Recomendadísimo y muy divertido.

Compartir