Pokémon: una saga con solera, grande mucho antes de la llegada de Pokémon Go

Pokémon: una saga con solera, grande mucho antes de la llegada de Pokémon Go
5 (100%) 1 voto

Capturar, entrenar, desafiar a los demás entrenadores de la región y convertirse en el maestro número uno sería un buen resumen de objetivos para toda la saga, e inclusive para el fenómeno GO, pero cada entrega de la serie contó con su aquel.

Hoy nos vamos a centrar en recomendaros algunos de los capítulos más interesantes de la saga, aquellos por los que podríais empezar si es que tenéis interés en vivir la experiencia Pokémon desde sus inicios.

El comienzo de una leyenda

Ya hace dos décadas que Pokémon Rojo y Pokémon azul llegaron al mercado, revitalizando económicamente a una Nintendo algo tocada por el relativo éxito de su sobremesa N64.

Se trataba de dos versiones prácticamente idénticas, con la salvedad de que en cada una de ellas existían 11 pokémons exclusivos. Por lo demás, se podía decir que eran los mismos juegos (se puede afirmar que existieron dos entregas/variantes anteriores exclusivas del territorio nipón: Aka y Midori).

Habrá quien piense que son ideales para comenzar a descubrir la serie: conseguirlos de segunda mano o adquirirlos en formato digital…pero no sería, desde nuestro punto de vista, lo más recomendable.

Tampoco es necesario, para ir descartando entregas, hacerse con el cartucho que fusionaba ambos títulos: Pokémon amarillo.

Pocket Monsters!

Pocket Monsters!

La razón: Las primeras entregas de cualquier saga con éxito suelen contar ya desde sus inicios con un leitmotiv potente y atractivo, con cierta esencia, pero a nivel mecánico siempre dejan margen para las mejoras y suelen contar con aspectos negativos o con errores menores.

Un sistema de estadísticas no del todo acertado, un extraño balance de ataques y cierto tedio y vacío en la trama (algo que no se ha logrado corregir del todo en ningún capítulo posterior) serían los contras que nos hacen pensar y recomendar que estos títulos iniciales es mejor no tocarlos. Al menos, no para un primer contacto.

Segunda época

De aquí, pasaríamos a Pokémon oro y plata (re-lanzados más tarde para Nintendo DS, con alteraciones, en forma de Pokémon HeartGold y Pokémon SoulSilver), que también se fusionarían dentro de un tercer cartucho: Crystal, el primero en aparecer exclusivamente para Game Boy Color.

Pokémon Gold

Pokémon Gold

Distinta región/mapeado (Johto), mejoras gráficas, 100 criaturas nuevas, posibilidad de intercambio de Pokémons vía link y de juego competitivo (algo que los anteriores también contenían, junto a la posibilidad de intercambiar Pokémons), completar la Pokedex (obtener todas las criaturas), eventos únicos, ciclo temporal, Pokeballs con mejoras y un sistema estadístico y de daño mejorado lo convirtieron en mucho más recomendable que las entregas pasadas.

Sería un buen punto de partida, algo simple en comparación con los títulos que estaban por venir, pero con un refinamiento mayor y con indudable calidad de por medio.

La tercera generación

llegaban después las entregas para Game Boy Advance, graficamente muy superiores, en forma de Rubí y Zafiro, que mejoraron enormemente a nivel estadístico. Tras esto, Rojo fuego y Verde hoja (remakes de Rojo y Azul) y Esmeralda.

Pokémon Rojo fuego

Pokémon Rojo fuego

Todas son recomendables, e incluyen mejoras en lo referente al diseño de los escenarios y a las características de los Pokémons. Son también un buen punto de partida, y cualquiera puede valer para entrar en contacto, pero insistimos en probar antes la edición Crystal…quizá por nostalgia, o por cronología (aunque en prácticamente ninguna entrega existe un nexo argumental, ojo).

Cuarta Generación

Diamante, Perla y Platino nos presentaban el Poke-watch (Poke-reloj) en pos del Pokenav, incluían 107 Pokémons nuevos, introducían diferencias más marcadas entre criaturas, aparecen los atardeceres y los anocheceres junto al día y la noche, se permite conexión con hasta ocho jugadores y vuelven a refinarse los aspectos básicos.

Ejemplo de mapeado en Pokémon

Ejemplo de mapeado en Pokémon

Podría intuirse que este es el principal punto de partida para iniciarse, por aquello de que las mejoras ya eran sustanciales y porque a niveles técnicos ya nos encontrábamos con una DS que dejaba muy desfasados los gráficos de la Game Boy clásica, pero lo cierto es que antes de optar por esta cuarta generación, en la que también aparecen los remakes antes nombrados (HeartGold y SoulSilver), merecería la pena dar el salto a lo que estaba por llegar.

Quinta generación

Pokémon Blanco y Negro y Blanco y Negro 2 serían lo siguiente: La primera de sus rarezas es que se trataba de capítulos conectados argumentalmente, lo que ya de por sí era toda una novedad y despertaba un interés creciente por jugarlos de continuo.

Por otra parte, se dejaba notar una mejora gráfica y de diseño muy agradecida (mención especial para los nuevos fondos), teníamos la friolera de 649 Pokémons (156 totalmente nuevos), movimientos de cámara y cientos de pequeñas novedades nunca antes vistas.

Pokémon blanco

Pokémon blanco

Tras Crystal, y os recuerdo que esto no deja de ser una simple opinión, puede que la mejor opción para entrar en este mundillo de los entrenadores/cazadores de Pokémons sean estas entregas, porque aquí ya existía una totalidad agradable y un sistema de juego casi perfecto.

Sexta generación

X e Y, Rubí Omega y Zafiro alfa han sido lo siguiente (y lo último hasta Go) y en realidad son la mejor toma de contacto para el jugador joven: tecnología actual, capacidad de mostrarse en 3D, modelados con un alto polycount (en comparación con otras entregas), una paleta de color mucho más rica…son actualidad, hablando en plata, y desde la esquemática de control hasta el modo en el que se desgrana la trama, resultan más modernos y más fáciles de asumir, pero nuestra idea era la de recomendar juegos clásicos para acercarnos a los inicios: quedan descartados para este menester, que no a la hora de adquirirlos.

Evolución gráfica constante

Evolución gráfica constante

Veredicto

En líneas generales este sería nuestro veredicto: Si queréis acercaros a la primera/segunda época, lo más lógico sería optar por Crystal, y si este os parece demasiado “arcaico”, os recomendaríamos saltar directamente hasta Blanco y Negro.

Bueno, ya sabéis que la fiebre Pokémon no ha hecho más que empezar, y que Pokémon Go, aun con sus errores, con sus taras actualizables (el “caso” root de la actualización 0.37, por ejemplo) y con sus limitaciones, es una experiencia que vale la pena probar, y que tiene una historia detrás mucho más generosa que la de otras sagas.

Nos vemos en la próxima recomendación!

Related Posts

About The Author

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando o pulsa el botón "cerrar" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR