CAMEL CUP: Hagan sus apuestas!

Compartir
CAMEL CUP: Hagan sus apuestas!
5 (100%) 1 voto

Los juegos sobre apuestas, salvo raras excepciones, no suelen aparecer entre los preferidos de nadie, pero hoy os vamos a hablar de uno sobresaliente, adictivo y bastante emocionante: Camel Cup.

De 6 a 8 jugadores, todos apostando durante una carrera de camellos que se divide en varias rondas y en la que las posiciones de los mismos van variando.

Las opciones de los que juegan: tomar una ficha de apuesta por un determinado camello, lanzar los dados para que mediante el azar se muevan, obstaculizar la carrera o hacer una apuesta mayor por el camello ganador o perdedor.

Así de simple, pero con miga. Porque los dados (uno por cada camello) irán determinando en cada turno la posición de los animales, y esto nos romperá las apuestas previas o jugará a nuestro favor.

El juego base. Una pequeña maravilla dentro de su temática

A veces ocurre, y es la parte que más me gusta del juego, que resulta relativamente sencillo intuir o adivinar quién será el perdedor, y lo mismo ocurre (con menor frecuencia) si hablamos del ganador.

Existe un factor que tiene que ver con lo matemático y con las probabilidades, que obliga a que pensar sea necesario y que le da una lógica bastante significativa a las apuestas. El azar está ahí, y en ocasiones nos rompe los esquemas, pero esto también es parte de su encanto. Intuitivo pero impredecible a ratos.

La presentación y los materiales son fantásticos (mención especial para la “pirámide lanza-dados”), las reglas harto sencillas y es apto para todo tipo de públicos, desde niños a mayores, con partidas no demasiado largas (30, 40 minutos) y con esa sensación de “quiero volver a jugar”.

Aunque el título es bastante redondo de serie, existe una expansión, llamada Super Cup, que añade nuevas posibilidades, tales como apostar no solo por el ganador o el último, añadir un tramo de pista extra, colocar una cámara (los camellos que caigan en esa casilla le darán monedas al que la sitúe) o realizar apuestas conjuntas, además de permitir que el juego llegue hasta los 10 jugadores (entre algunos otros extras).

La expansión: Super Cup!

Desde mi humilde punto de vista, este añadido es más que recomendable, porque aporta variedad en cada turno y corrige, mediante algunos modos nuevos, pequeñas lagunas aleatorias del juego base.

Es divertido, intuitivo y hace darle vueltas al coco, además de resultar en un juego vistoso y con un trasfondo la mar de original. Últimamente se está convirtiendo en uno de nuestros pasatiempos favoritos, y es por eso que os animamos a comprarlo.

No os dejéis engañar por lo poco seductora que pueda parecer su propuesta (Las carreras de camellos no parecen una excusa seductora, al menos para un público occidental): pocos juegos de mesa basados en apuestas son tan redondos y simpáticos.

Compartir