Wipeout: Omega Collection

Compartir
Wipeout: Omega Collection
5 (100%) 3 votos

Wipeout fue uno de los estandartes más llamativos con los que Sony contó, allá por los 90, con el estreno de su primera Playstation.

Diseño, velocidad, potencia gráfica y todo el buen hacer de los todavía vigentes Psygnosis, fueron los elementos que encandilaron a miles y miles de jugadores, convirtiendo al título en cuestión en mítico y en sello indiscutible de la marca.

No era perfecto, ni mucho menos, pues su dureza y la medición de sus físicas lo convirtieron en un videojuego que podía considerarse, perfectamente, de los más hardcore de aquella época…

Pero llegaron más entregas, refinadas y trepidantes en comparación. Ya fuesen de manos de la mítica empresa británica o de su renovada imagen comercial, llamada Studio Liverpool.

Así, hasta los tiempos de PS3/Vita, en donde aparecieron Wipeout HD, su expansión “Fury” y 2048. Últimos vestigios de la saga.

Y eso es precisamente lo que nos encontramos en este Omega Collection: los tres capítulos de la pasada generación, con un renovado aspecto gráfico de por medio (nuevas texturas, mayor resolución, tasa de frames superior, iluminación renovada…) y embutidos dentro de un menú de forma independiente.

Y la verdad, siguen siendo títulos imprescindibles. En primer lugar, porque no abundan los juegos de velocidad de “fantasía/futuristas”, y es una carencia incomprensible. Por otro lado, porque se trataba de productos divertidos, llenos de retos y bastante atractivos en todos y cada uno de sus aspectos.

La mejora se disfruta desde el primer segundo, ya que la resolución nativa a 1080p permite visualizarlos con mejor acabado, y porque las “ligeras” implementaciones de la compilación lo convierten no solo en más llamativo, sino también en infintamente más robusto a nivel de cuadros por segundo, algo vital en un título frenético.

Más de 250 desafíos, contrarelojes, carreras con y sin armas, circuitos/pruebas VR con distintos objetivos y 50 trazados en total, a lo que añadiremos unos 60 vehículos de competición.El más completo y duradero, sin duda alguna.

Pantalla partida, juego en red, mejoras para PS4 Pro, banda sonora con artistas de la talla de Prodigy o Swedish House Mafia…lo tiene todo para poder considerarse un imprescindible de su sistema.

Los fans de largo recorrido hubiésemos preferido una nueva entrega o una compilación de toda la saga, pero no podemos quejarnos por contenido o acabado. Por desear, podríamos pedir la luna.

Diría, por comparar en base a mi criterio, que es lo mejor de la saga desde el ya lejano Wipeout Fusion (juego mal balanceado en ciertos aspectos, pero 100% fiel al espíritu original). Menos loco, con una sensación de velocidad algo más contenida y con un diseño de circuitos menos impresionante, pero mucho mejor medido y con infinidad de contenido en comparación.

Desde Tecnodiario os lo recomendamos encarecidamente, porque nos consideramos hijos de la mítica Psygnosis y porque Omega collection es muy bueno. Sin más.

Compartir