Por qué el final de las videoconsolas de sobremesa podría posponerse…

Por qué el final de las videoconsolas de sobremesa podría posponerse…
5 (100%) 1 voto

A inicios de la séptima generación, allá por 2006/2007, se empezó a hablar, con motivo del despegue definitivo de la integración on-line, del fin de los sistemas ópticos y hasta del mismo hardware dedicado que los albergaba.

La tendencia que lo inicia todo

Recuerdo perfectamente las primeras señales: Gaikai y On-live eran servicios que mediante el pago de una cuota, y con disponer de cualquier dispositivo capaz de funcionar bajo streaming de vídeo, nos permitían disfrutar de un catálogo extensísimo de videojuegos.

gaikai-onlive

Gaikai y Onlive: pioneros del gaming vía streaming

Los problemas de lag y la baja calidad del vídeo en comparación con el renderizado en tiempo real (a años luz) hicieron que no se popularizase demasiado, pero no desaparecieron, ya que las grandes marcas los compraron y los han estado preparando durante todo este tiempo, en el que las conexiones y los códecs de vídeo han mejorado un trecho largo.

La otra gran señal de aquellos tiempos fue el CELL de Sony, aquel mega-procesador que integraba PS3 y que de inicio iba a ser el alma gráfica y el núcleo de la videoconsola, y que se diseñó con un objetivo en mente: que al integrarlo dentro de televisores, o de hardware similar, estos aparatos fuesen compatibles al 100% con el ecosistema de la máquina de sobremesa.

¿Quién compraría una videoconsola si su televisor ya la incluyese en su interior? o ¿quién gastaría dinero en un hardware dedicado si ya en su móvil o en su portátil pudiese jugar vía streaming al catálogo exclusivo de estas máquinas?

Eran indicativos potentes, claros y que evidenciaban que no hacía falta seguir desarrollando hardware exclusivo, o no al menos tan complejo y costoso.

Dando media vuelta

Pero hoy, en pleno 2016, vemos que las consolas de hace tres años, de octava generación, ya tienen una revisión en el mercado y que para el año que viene contarán con ampliaciones de hardware más potentes (en un par de meses, sin ir más lejos ya podremos optar por la nueva PS4 Pro). Es curioso, porque parece que la tónica ha virado 180º.

Las consolas de octava generación

Las consolas de octava generación

Los servicios de streaming están ahí, pero para determinados juegos o servicios (películas, títulos antiguos…), y parece, al menos en teoría, que debe resultar más rentable generar un nuevo hardware cada pocos años que depender de estructuras ajenas (PC´s, Tablets, etc).

La marca que se está siguiendo: Apple. Sí, Apple, y no cuesta ver su metodología de venta, con revisiones constantes de hardware que a cada lanzamiento cuenta con más seguidores.

Veníamos de un mundo, todavía durante la sexta generación, en el que el hardware de las videoconsolas era exclusivo, ya fuese en forma de procesadores made in IBM o NEC, pero ahora no, no hay apenas gastos de I+D y no hay encargos de diseño únicos: se compra y se utiliza hardware vigente y totalmente desarrollado, en su mayoría por ATI.

La rentabilidad del hardware de terceros

Pensad que PS3 fue concebida, producida y hasta ensamblada en Japón (ciertas unidades), y que Sony, aun con su número de ventas total, perdió dinero con el invento. Hoy no, hoy simplemente se diseña una placa exclusiva que lo albergue todo, y un software propio. El riesgo y la inversión es menor, el margen de ganancia mayor y la facilidad para crear máquinas inter-generacionales se dispara.

PS3: el último hardware exclusivo fabricado por Sony

PS3: el último hardware exclusivo fabricado por Sony

Así que me pregunto ¿hemos pasado de creer que iban a dejar de existir como tal, a seguir siéndolo de forma aun más evidente? El tiempo lo dirá, pero parece poco probable que las videoconsolas ,tal y como las conocemos, dejen de existir.

Related Posts

About The Author

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando o pulsa el botón "cerrar" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR