El ataque de los clones: Cuidado con las “nuevas” consolas retro

El ataque de los clones: Cuidado con las “nuevas” consolas retro
5 (100%) 3 votos

Por todos es sabido que la Mini NES de los dueños de Mario Bros. ha sido un éxito rotundo, pero no todos saben que el mercado está plagado de intentonas similares que no cumplen las mismas expectativas ni integran semejantes calidades.

Con la Mini de los de Nintendo teníamos una base de hardware sobrada de potencia para lo que se pretendía, que no era otra cosa más que emular ciertos títulos de la mítica NES. Se trató de un emulador, pero bien programado, atractivo visualmente y estudiado a nivel de interfaz. Además, insisto, su hardware era magnífico.

Hay cosas peores, la verdad, pero evitarla si podéis...(Megadrive At Games)

Hay cosas peores, la verdad, pero evitadla si podéis…

HD, salida HDMI…parecen factores sin importancia, pero es que cuando vemos lo que realiza la competencia, ya sea de parte de AT Games, con su poco lograda versión de la Megadrive de Sega, u otras marcas de dudosa calidad, que emulan terriblemente sistemas como Neo Geo o Snes, queda patente que nos dan gato por liebre.

Volvamos con AT Games: una consola que carece del sonido stereo de la original (en pleno 2017…), que emula los juegos “de aquella manera” y que reproduce los FX y las pistas de audio con menos elegancia que un cubo de basura a rebosar. Y no nos olvidemos: solo tiene salida de vídeo compuesto (que no por componentes). El resultado: una imitación barata con licencia oficial, y unas calidades mediocres que se degradan aun más si la conectamos a un televisor moderno.

Es fácil encontrarlas por unos pocos euros en cualquier establecimiento, pero ojo: de verdad que no son comparables al producto de Nintendo.

Neo Geo X: un "quiero y no puedo"

Neo Geo X: un “quiero y no puedo”

Sucesos parecidos los tenemos con otras máquinas, como en el caso de la no muy lejana Neo Geo X, que aquí sí que contaba con un hardware para emulación bastante digno, además de salida de vídeo HDMI, pero fallaba al integrar un software disparatadamente mal programado (ralentizaciones, fallos de sincronía con el sonido, imagen borrosa) y al contar (en su versión portátil) con una pantalla panorámica para reproducir juegos que originalmente lucían en 4:3. Una pena, porque pudo ser un gran producto, pero es que una PSP, por poner un ejemplo de hardware no dedicado, emula cien veces mejor los mismos títulos.

En líneas generales, todas esas versiones extrañas de consolas retro actuales suelen fallar. Yo salvaría algunos inventos made in Hyperkin, como la “Supa Boy” (Una Snes portátil) o la fantástica “Retron 5” (una maravilla con algún problema de compatibilidad, pero magnífica en conjunto), e incluso añadiría sus otras versiones de Retron, aunque estas son idóneas para televisores de tubo.

Retron 5: un tesoro para los coleccionistas.

Retron 5: un tesoro para los coleccionistas.

En definitiva, la idea es avisaros de que no todo lo que reluce es oro, y de que tengáis cuidado tras el éxito de la Mini NES: no todos esos productos son igual de maravillosos al realizar su función, y este es una de las excepciones, no parte de la norma.

Artículos relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando o pulsa el botón "cerrar" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies